Nuestra tienda usa cookies para mejorar la experiencia de usuario y le recomendamos aceptar su uso para aprovechar plenamente la navegación.

close
0

Ningún producto

A determinar
Transporte
0,00 €
Total

Confirmar

Cantidad
Total
Total productos:
Total envío:  A determinar
Total
Continuar la compra Checkout

Nuestra tienda usa cookies para mejorar la experiencia de usuario y le recomendamos aceptar su uso para aprovechar plenamente la navegación.

close

Novedades

La importancia del agua

Publicado el : 31/05/2018 20:04:12
Categorías : Té y salud Rss feed

La importancia del agua

LA IMPORTANCIA DEL AGUA

Como dice un proverbio chino “el agua es la madre del té”. Lo cierto es que representa el 99 por ciento de una taza de té, por lo que hay cierta verdad en esto. Es indiscutible, que la calidad del agua en la infusión contribuirá en el sabor de nuestro té. Para conseguir lo mejor de tus hojas de té, usa siempre agua limpia y sin olores, y cuida que la temperatura del agua sea siempre la correcta.

La lluvia, la contaminación y las aguas subterráneas afectan al agua de tu zona, ya sea rural o urbana. Estos factores influyen en el contenido de minerales y olores que contiene el agua, además de su PH. Este último se mide en una escala de 1-14, siendo 14 lo más ácido y el 1 lo más alcalino. Generalmente el agua tiene un PH neutro de 7, pero algunas veces el agua del grifo tender a ser un poco alcalino o acido para el té. El agua del grifo, además, puede contener gases disueltos, que pueden tener olores, o pueden ser de mineralización muy alta, lo cual puede sobreponerse al sabor delicado de la infusión.

Si no dispones de un sistema de filtrado en tu sistema del agua que pueda dispensar un agua pura para el té, puedes intentar usar alternativas:

 

Agua de manantial embotellada

No confundir con agua mineral, el cual es inadecuado debido al alto porcentaje de minerales; busca agua de manantial con un concentrado de 50-100ppm (partes por millón) de sal mineral disuelta. Cantidades más altas les darán un sabor a minerales pesados al té.

Jarras con filtro

Las jarras de filtro de agua portátiles funcionan muy bien para filtrar olores y minerales no deseados del agua del grifo. Es recomendable cambiar el filtro con frecuencia.

Agua destilada mezclada con agua del grifo

El agua destilada es muy plana y muy poco atractiva, pero si la añadimos al agua del grifo que tiene una concentración alta de minerales lo hará adecuado para el té. Experimenta con varias proporciones dependiendo de la calidad de tu agua del grifo.

 

LA TEMPERATURA DEL AGUA

El punto de ebullición varía según la altitud a la que te encuentres. Por ejemplo, si tu vives en un área que se encuentre sobre los 1300m de altitud sobre el nivel del mar, tu agua no alcanzará los 100 grados centígrados cuando tu hervidor de agua se apague. Para compensar esto, añade un extra de media cucharadita de hojas de té por persona y deja la infusión un par de minutos más.

 

ENCONTRANDO LA TEMPERATURA CORRECTA

Si calentamos nuestro agua a la temperatura correcta tenemos la llave para conseguir una buena taza de té. A continuación, os pongo una pequeña guía de las temperaturas estándar para los diferentes tipos de té:

-          Tés blancos: 75 a 85 grados centígrados – 3 a 5 minutos.

-          Tés verdes: 70 a 80 grados centígrados – 1 a 2 minutos.

-          Tés azules (Oolongs): 75 a 95 grados centígrados – 4 a 5 minutos.

-          Tés negros: 75 a 90 grados centígrados - 3 a 4 minutos

-          Dark tea:

o   Hei cha: 80 a 90 grados centígrados – 1 minuto

o   Puerh cocido (Ripe): 95 grados centígrados – 1 – 5 minutos

o   Puerh crudo (Raw): 80 grados centígrados – 1 minuto

 

METODO DE LAS CINCO FALANGES OSCILANTES

Existe un metido aproximado para comprobar la temperatura del agua si no disponemos de termómetro. En este caso los chinos ofrecen un método no muy científico pero que aseguran que funciona:

-          82 – 88 grados centígrados: Crab Eye Water (“agua ojos de cangrejo”): El vapor es suave y se están formando pequeñas burbujas en el agua

-          88 – 93 grados centígrados: Fish Eye Water (“agua ojos de pescado”); El agua comienza a silbar, el vapor es intenso y se forman burbujas pequeñas en el agua.

-          100 grados centígrados: Old Man WAter (“agua de hombre grande”): El agua hierve completamente.

Fuente: Lam Kam Chuen, Lam Kai Sin, and Lam Tin Yu. The Way of tea: The Sublime Art Oriental Tea Drinking.

ALGUNOS MITOS SOBRE EL AGUA Y EL TÉ

Algunas veces hemos escuchado que el agua no debe llegar a su punto de ebullición porque de esa manera se pierde el oxígeno disuelto en el agua, haciendo que el té sepa plano.

La verdad es que estudios demuestran que el oxígeno disuelto en agua se libera a temperaturas muy por debajo del punto de ebullición. A los 40 grados centígrados el oxígeno que se encuentra en el agua es tan bajo que apenas hay diferencia cuando el agua está hirviendo.

Lo ideal es que hierva el agua o no, lo más importante es que el agua se encuentre a la temperatura correcta para cada tipo de té.

Entradas relacionadas

Share

Nuestra tienda usa cookies para mejorar la experiencia de usuario y le recomendamos aceptar su uso para aprovechar plenamente la navegación.

close