Fabricantes

Sin fabricante

Novedades

Promociones especiales

Té y Espiritualidad

Publicado el : 23/05/2018 00:17:43
Categorías : Cultura del té Rss feed

Té y Espiritualidad

Desde hace muchos siglos, el té a acompañado espiritualmente a muchos tipos de disciplinas. El budismo ha sido, y es, la "religión" más importante que tomó el té como herramienta de meditación. Tambien, disciplinas como el Yoga, Tai chi, Reiki o Chi kung tienen en sus bases y enseñanzas, el acompañamiento del té en la actividad habitual del día a día.

Todas las disciplinas tienen como denominador común la energía. Una energía que transforma y moldea todo ser sintiente.

Hoy nos centraremos en los registros akáshicos, los cuales son campos energéticos que facilitan información sobre el alma de un ser vivo. Este término proviene del sánscrito Akasha y significa “sustancia energética desde la que se crea toda la vida”. Esta información abarca desde el inicio, cuando empezó a acumular experiencias desde sus distintas encarnaciones, hasta su retorno a la Fuente de la que surgió.

Estos registros, que llevan grabados pensamientos, acciones, emociones y palabras, sirven para sanar el karma y superar traumas y bloqueos energéticos, así como etapas difíciles y obstáculos que, inevitablemente, nos encontramos a lo largo de nuestra vida.

Determinadas personas, que han sido entrenadas y han recibido una sintonización espiritual, tienen la capacidad de abrir los registros de otros seres vivos (incluidas las plantas) y canalizar la información que contienen. Con práctica, respeto y experiencia utilizan esa lectura como crecimiento colectivo y expansión.

Creative Guidance – What is Spirituality? – Inspirational ...

Ana Lía Soplán es terapeuta formada en diferentes especialidades. Tiene, además el privilegio de poder canalizar la información de los registros akáshicos de la planta del té. Tras conseguir una conexión espiritual con el alma de la planta, nos transmite este mensaje:

El descubrimiento del té como “alquimia para el espíritu” es milenaria. En su origen, fue hallado por los primeros alquimistas de Oriente en su incansable búsqueda del elixir que los ayudara a conservar la inmortalidad del alma. El agua caliente, resultante de añadirle hojas de té, era considerada sagrada, ya que después de tomarla proporcionaba sensación de paz, alivio, calma y un mayor estado de conciencia, que permitía a quienes la tomaban evolucionar en los conocimientos de su ser interior y exterior. El estado meditativo que alcanzaban actuaba también como medicina para el cuerpo, desintoxicándolo de las impurezas mentales y físicas.

El agua hirviendo simbolizaba el fuego interior que convertía dichas impurezas en el té, que era la parte pura de la preparación. Pasaba de ser una planta a ser un elixir esencial en el camino de la evolución y se convertía en único por su sabor, aroma y coloración, al igual que cada ser es único desde su esencia. Por eso, el té es símbolo espiritual de la evolución. A partir de lo sencillo, silvestre y natural, se llega a la meta de la existencia. El té sirve como depurador a través de sus virtudes, haciendo que el hombre llegue a reencontrarse consigo mismo.

No se trata de una infusión más. El té fue traído por los Maestros Espirituales para colaborar a partir de su ingesta en un conocimiento sagrado, con sensaciones de bienestar y elevación espiritual. Más allá de sus variedades y formas de preparación, esta planta lleva consigo el elixir de la inmortalidad del alma y su evolución, verdadera búsqueda de los alquimistas… Es el oro del alma.

 

Best Tea In Japan | Spiritual-Short-Stories.com - The #1 ...

Entradas relacionadas

Share