Té Tencha Kukicha Bio

Nos encantan los tés especiales y exclusivos por lo que no podíamos resistirnos a ofrecer este té tan especial procedente de Japón. Se trata de un Kukicha elaborado a partir del té Tencha, el empleado para hacer el más famoso de los tés verdes, nuestro querido té Matcha. 

Agotado temporalmente

rating Ver la opinión
Valoración media: 8/10 - Nº valoraciones: 1

19,90 €

  • 50gr (15-17 tazas de té)
  • 100gr (30-35 tazas de té)
  • 200gr (60-70 tazas de té)

Los tés Kukicha pueden elaborarse a partir de cualquier variedad de té Japonés. Desde las calidades más básicas como el Bancha o Sencha hasta las más exquisitas como kabusecha o Gyokuro. Nosotros vamos un paso más allá. 

El té Tencha, es una variedad de té de sombra Japonés que se destina en exclusiva para ser molido y hacer el famoso té Matcha. Para ello, se separan las hojas principales de los tallos y peciolos para moler  las hojas sin ninguna rama. Es por esto que adquiere su característico color verde vivo. 

Por tiempo limitado y en exclusiva, hemos tenido acceso a un producto que pocas veces se comercializa y es un codiciado tesoro. Se trata del Kukicha de este tipo de té. Kukicha literalmente quiere decir té de rama por la cantidad de peciolo y tallas que encontramos entre las hojas. Esta variedad supera con creces a sus hermanos pequeños, incluso ensombrece al famoso Kukicha Karigane. 

Su aroma es exquisito, dulce, floral con notas a frutos secos. Su sabor es dulce, sin astringencia y son deja una sensación aterciopelada y húmeda en boca que realmente se vuelve adictiva. Aunque es un té con poca cantidad de cafeína, puede tener algo más que las calidad inferiores, pero gracias a la mayor concentración de L Teanina (Aminoácido antiestrés) no nos perturbará nuestro estado ni sueño. 

Si buscas un té original, un té diferente, un té de calidad, sin duda esta variedad te enamorará . preparar té Kukicha 


Envíanos tu consulta


Sea el primero en hacer una consulta sobre este producto!

Consulta sobre este producto

*Campos obligatorios

Enviar

La consulta ha sido enviada correctamente


Haz clic aquí para dar tu opinión


Demasiada sencillez
Anaïs B. el día 28/12/2016Encontrar las siete diferencias es uno de los pasatiempos más populares que existen; y realmente uno de los juegos en solitario más entretenidos que hay si está bien hecho. La razón de que sea tan popular es muy simple: las personas tendemos a encontrar mucho más rápido las diferencias que las similitudes. Ésta tendencia casi instintiva proviene del oscuro tiempo en las cavernas, cuando identificar cualquier elemento discordante era básico en la supervivencia del hombre; "teme siempre aquello que no conoces, fíjate muy bien". Como muchos otros hábitos arcanos, ésta tendencia ha sobrevivido hasta nuestros días. Buscar diferencias es en definitiva mucho más fácil que encontrar similitudes, y eso se podría aplicar a todo, incluyendo el mundo del té. Por ejemplo, la diferencia entre el aromático "Black Dragon Pearls" y el sutil "White Monkey" es más que notable, pero descubrir un paralelismo es cuestión de atención y aprendizaje. Lejos estoy de alcanzar ese grado de conocimiento, desde luego, pero cada taza de té me acerca un poco más. Sin embargo hay veces que ocurre todo lo contrario. Hay veces que algo nuevo que se prueba es tan, tan, tan parecido a algo ya conocido que se necesita un ejercicio para encontrar las diferencias. Y aunque ese ejercicio pueda resultar estimulante -y lo es-, el hecho de que ocurra significa que el producto en si no tiene una personalidad fuerte que lo distinga del resto. Ojo, no me refiero a que el té deba tener un sabor muy intenso ¿Acaso alguien podría considerar el Matcha un té potente? Sin embargo una gota es suficiente para saber que se trata de un producto único; a eso me refiero, esa esencia especial (ya sea tierna, pungente, dulce, aromática, áspera, con matices naturales...) que haga que ése té se distinga de los demás. Eso es precisamente lo que hecho en falta en éste Tencha Kukicha: ése matiz que lo convierta en algo especial al paladar. Es un té verde agradable y sutil, un buen té verde que puede tomarse varias veces al día sin que resulte pesado. Me gusta su sencillez, pero hecho en falta ésa estructura centelleante propia de los tes verdes de Punto de Té; su percepción de verdor es tenue y poco inspiradora. Por supuesto todo depende de las comparaciones, pero después de haber probado -y disfrutado en sobremanera- tés como el Gyokuro Asahi, el Matcha, el Koi Kabuse Sencha Uji... un té tan sencillo como Tencha Kukicha Bio no despierta en mi ninguna inspiración. Con toda la sinceridad del mundo para mi es demasiado suave.

Productos relacionados

Entradas del blog en relación