Té Amarillo Kekecha

22774

El té amarillo es sin duda la variedad más desconocida y peculiar que existe. Se podría considerar una variedad entre el blanco y el verde (en cuanto a su perfil sensorial) aunque su proceso de elaboración es algo más complejo. 

Nuestro té amarillo Kekecha, está indicado para los amantes de los tés suaves pero con carácter .

111110 artículos

rating Ver las 2 opiniones
Valoración media: 10/10 - Nº valoraciones: 2

10,00 €

gr.

El método de elaborar té amarillo es un secreto muy bien guardado. Unicamente unas zonas de china se dedican a su producción siendo un producto que no se fabrica en grandes cantidades. En su proceso de elaboración, se da un leve marchitamiento de la hoja y una fermentación no enzimática parecida a la que se da al puer. 

Su aspecto podría confundirse con la del té Pai Mu Tan, pero poco tiene que ver con este té blanco. Sus hojas están muy bien trabajadas, signo de su altísima calidad. 

El sabor de nuestro té amarillo, es extremadamente complejo, podremos encontrar sabores y aromas afrontados, espaciados, una leve nota a hierba tostada y un aroma muy floral e intenso. 

Tiene bastante cuerpo para la variedad de té que es, y la astringencia en el paladar es sencillamente perfecta para dejarnos un retrogusto y la necesidad de un sorbo más. 

SI no has tenido la ocasión de disfrutar de uno de estos tés, esta es tu oportunidad de descubrir la última variedad de té importada en occidente. 

Preparar té amarillo


Envíanos tu consulta


Sea el primero en hacer una consulta sobre este producto!

Consulta sobre este producto

*Campos obligatorios

Enviar

La consulta ha sido enviada correctamente


Haz clic aquí para dar tu opinión


Té dorado
Anaïs B. el día 03/08/2017 Cuando un té es tan, tan especial el paladar lo sabe. Guardaba un grato recuerdo en mi mente de éste precioso té amarillo, de su dulzura y delicadeza, y el volver a saborearlo ha sido como si me devolviera a la primavera. Su sabor fresco y lleno de matices a flores blancas es algo que necesito, se ha convertido en uno de mis tés. Éste Kekecha es realmente algo delicioso y único que todo aquel que sea amante del té debería probar.
El té de la primavera
Anaïs B. el día 30/04/2017 ¿Puede existir un té para cada estación? Esa suele ser la pregunta que ocupa mi mente cuando me deleito con una taza de éste delicioso Kekecha. ¿No sería bonito? Como un ciclo que pautara el transcurso del tiempo, tal y como ocurre con los árboles, los olores en el aire y los frutos: más nutritivos en otoño e invierno, y más frescos y jugosos en primavera y verano. Personalmente no concibo un otoño sin comer castañas, ni una primavera sin fresas, ni un verano sin melocotones. Es algo que se repite cada año, y es una repetición muy reconfortante a la par que necesaria. Algo natural. Pues bien, seguro que si continúo con el aprendizaje en el mundo de los tés con el tiempo encuentre uno perfecto para cada estación, y los pueda convertir en un anclaje de mi vida. Mis tés favoritos siempre serán los japoneses pero hay veces, solo a veces, que doy con uno tan especial, tan óptimo, que en mi boca se refleja una espontánea sonrisa y éste entra inmediatamente en mi pequeña lista de tés predilectos. Casi como un flechazo. En su momento me ocurrió con el sabroso Black Dragon Pearls, al que mi mente identificó con la cálida y reconfortante sensación que producen las castañas en los meses fríos: el té perfecto para el otoño. El té Amarillo Kekecha fue uno de esos flechazos para mi, y al igual que Black Dragon Pearls éste té también me conecta con una estación. La primavera. Es perfecto en éstos meses por su sabor dulce, ligero y vivaz, rico en matices, como el aire que se llena de polen y de la fragancia de mil flores. Es innegablemente fresco con toques herbales, pero se trata de un frescor lleno de juventud y optimismo; como una celebración de la nueva y exhuberante primavera. Éste Kekecha es lo que yo llamo un té brillante, donde en su sabor se combinan la delicadeza y el brillo y textura de sus matices; pero lejos de mostrar la ternura y sabiduría de tés como el Matcha o la melancolía del sabor del Gyokuro Asahi, éste Kekecha celebra la alegría despreocupada e inocente. Con un carácter joven rico en dulzura, quizás algo naïve, siempre agradable y cálido. Un espíritu de serenidad y optimismo es lo que encuentro en cada taza de té Amarillo Kekecha. Un té que para mi simboliza la primavera. Una delicia ya indispensable.

Productos relacionados