Yesheng Bai Ya de Nanmei

Un exclusivo té blanco recogido de árboles salvajes en el corazón de los bosques Nanmei en Lincang, Yunnan. Si buscas algo diferente, trabajado con mimo y con la esencia de las antiguas costumbres del mundo del té, no dejes pasar esta oportunidad. 

104 artículos

rating Ver la opinión
Valoración media: 10/10 - Nº valoraciones: 1

37,80 €

  • Muestra 25gr
  • 50gr (15-17 tazas de té)
  • 100gr (30-35 tazas de té)
  • 200gr (60-70 tazas de té)

Para poder disfrutar este té, es necesario trasladar nuestra mente al poblado de Nanhua, en la región de Nanmei (Lixiang - Lincang). En esta basta región con exuberante naturaleza, la etnia Lahu, caminan varias horas hasta e adentrarse en lo más profundo del bosque dónde se encuentran en plena naturaleza, los árboles salvajes del cual procede este té, aproximadamente a unos 3000m sobre el nivel del mar, 

Tras la recogida, con mucho mimo y cuidado, esta familias trasladan el té hasta el pueblo donde se seca de manera artesanal para del lugar a este precioso y codiciado té. El resultado es un té blanco fino y elegante, sin una pizca de amargor y con un perfil cítrico que enamorará tu paladar. 

Esta recolección, se da únicamente una vez al año en la primavera, de ahí su cosecha muy limitada y su baja disponibilidad en el mercado. 


Envíanos tu consulta


Sea el primero en hacer una consulta sobre este producto!

Consulta sobre este producto

*Campos obligatorios

Enviar

La consulta ha sido enviada correctamente


Haz clic aquí para dar tu opinión


Mi pequeño tesoro
Anaïs B. el día 01/06/2017Cuando comencé a identificar algunos tés con las estaciones la verdad es que estaba jugando un poco con la niña que llevo dentro. Pero cuando recibí una muestra de éste extraordinario té blanco sólo pude pensar: "es como beber el verano". Me refiero a mi tipo de verano. Lejos de la playa y el olor a sal y a protectores solares yo prefiero unos veranos tranquilos. Mi estilo es mirar atardeceres y caminar bajo las estrellas mientras aspiro el penetrante aroma de las higueras y escucho a las cigarras cantar -o protestar- por el calor. Como todo el mundo busco refrescarme en verano, pero mi tipo de frescor ha de ser más herbal, el frescor de la naturaleza; a veces ligeramente floral y cítrico, otras dulce y delicado.  Pues bien, Yesheng Bai Ya de Nanmei posee un aroma que todo el mundo podría identificar como paradigma de lo fresco y lo natural; pero con un trasfondo tibio que me hace pensar en la brisa de una día del verano, una brisa qué trae consigo olores dulces y algo cítricos de los frutos propios de la época. Y flores: éste té blanco resuena en el paladar con el aroma de flores sutiles y livianas que completan el tono dulce tan especial y delicioso, y tan difícil de encontrar. A mi me hace recordar el olor de la madreselva, pero en clave tierna y etérea. Para mi el sabor de Yesheng Bai Ya de Nanmei es en sí mismo como un lento despertar bajo la fresca sombra de los árboles, entre montones de florecillas que se agitan con el aire del verano, expandiendo su aroma meloso y ligeramente cítrico. Una sensación sin final.  Cada vez que doy un sorbo siento que estoy bebiendo belleza ¿de cuántos tés se puede decir algo así?  De Yesheng Bai Ya de Nanmei también me gustaría resaltar el esmero por cuidar el producto, una tradición que venera la calidad de la materia prima sobre la cantidad; y eso se puede notar en su sabor. Más allá de la dificultad de Punto de Té para conseguir Yesheng Bai Ya de Nanmei (lo que también se traduce en su precio, quizás algo más elevado que otros tés blancos), por sí mismo éste es un té único que evoca una sensación de frescor tibio de un modo sumamente sereno y delicioso. ¿Volveré a probarlo el año que viene? Quien sabe. Por ahora lo disfruto en la intimidad como mi pequeño tesoro.

Productos relacionados

Entradas del blog en relación