El té helado. ¿Cómo se prepara el té helado?

Te has preguntado alguna vez ¿Cómo preparar té helado? 

hay varias formas de hacerlo, desde la forma más rápida de hacer tu té frío hasta la manera clásica. En este artículo te vamos a enseñar algunos trucos y te daremos algunos consejos. 

té helado

Historia y origen del té frío o té helado 

El té helado es una de las bebidas más sanas y naturales para refrescarse en la época veraniega. Aparte de calmar nuestra sed, nos permite disfrutar de una amplia variedad de sabores y aromas, tantos cómo tés podamos conseguir.

Cuenta la historia, que esta forma de servir el té se popularizó gracias al señor Richard Blechynden, dueño de una plantación de té en la India. En la Feria Universal de Saint Louis EE.UU. en el año 1904, tenía un pequeño puesto dónde ofrecía té caliente a los visitantes. Al negarse todos a probarlo debido al fuerte calor de aquel año, decidió añadir un poco de hielo para hacerlo más apetecible. Fue todo un éxito y desde entonces esta fórmula, no ha parado de conseguir adeptos en todo el mundo. En aquella época se lo denominaba el té dulce que se sirve frío ¡

 

Forma Nº1: Preparar té helado de manera rápida para urgencias. 

Paso 1: 

Preparar el té de la manera habitual poniendo solamente la mitad del agua. Con esto conseguimos que se concentre la infusión 

Es importante  como en todos los tés respetar los tiempos de infusión. No intentes alargar la infusión para conseguir más sabor. Esto se consigue con la cantidad de té. SI lo quieres más intenso, pon mas té. 

Paso 2:

Una vez tenemos nuestra infusión concentrada, es el momento de endulzar el té ( si es que lo quieres así). Si lo haces con el té frío, te costará mas disolver el azúcar/edulcorante. 

Paso 3:

Pon hielo, así conseguiremos enfríar nuestra infusión sin que quede aguada. ¿Recuerdas? Preparamos nuestro té con la mitad de agua precisamente por este motivo.

Con esto ya tendríamos el 95% de nuestro té helado preparado en un momento. 

Paso 4:

Adorna, añade fruta, decora y ! DISFRUTA TU TÉ HELADO¡

preparar té helado paso 1Endulzar el té al gustoPreparar té helado
-Té concentrado-Endulzar al gusto-Añadir hielo

 

decorar té helado


Sugerencias y Consejos:

  • Pon el hielo poco a poco, así evitarás pasarte de cantidad y aguar la infusión.
  • Usa frutas troceadas para darle tu toque personal
  • Adórnalo con una hojita de menta o hierbabuena para darle un aroma más refrescante
  • Prueba diferentes tés, te sorprenderás de los sabores que descubrirás. 
  • Un clásico es el té negro de Ceylán con azúcar y una rodajita de limón 
  • Si preparas una jarra grande, no es aconsejable guardarlo por más de 24H.

Forma Nº2: Preparar té helado de manera clásica  

Es un método más largo pero según nuestra experiencia, es com mejor sabe el té helado y más brillante queda. Te recomendamos que hagas tus pruebas y compruebes por ti mismo si merece la pena esperar. Lo ideal es que lo prepares por la noche y lo disfrutes al día siguiente. Una vez que entras en rutina, no te costará preparar tu té para el día siguiente.  Tomaremos como medida una jarra de 1,2L. 

Paso 1: 

Escoge tu té favorito y un recipiente adecuado. Es recomendable preparar bastante cantidad ya que tendremos que esperar bastante. Ten en cuenta que si utilizas una jarra de cristal para hacer tu té, templarla para que no se quiebre con el calor del agua.  Para ello pon un poco de agua caliente y espera a que coja temperatura. 

Paso 2:

Una vez tenemos el agua en la jarra, es hora de poner el té. Una forma muy práctica son los filtros de papel desechables para tetera. Aguarda el tiempo necesario y retira el té para que no amargue tu té. 

Paso 3:

Ahora es el momento de añadir azúcar o edulcorante si lo deseas, mientras el té esté caliente. 

Paso 4:

Puedes poner un par de piedras de hielo para quitar el exceso de calor, pero tendrás que esperar a que se enfríe un poco antes de meterlo a la nevera (no es recomendable meter nada caliente en el frigorífico).

Una vez se haya templado, es el momento de meterlo a la nevera y esperar unas 2 horas a que esté completamente frío. 

Paso 5: 

Adorna, añade fruta, decora y ! DISFRUTA TU TÉ HELADO¡, la espera seguro que merece la pena. 

 

Recuerda que en nuestra tienda de té online encontrarás los mejores tés para preparar frios o caliente, la elección es tuya. Si tienes cualquier duda, contacta con nosotros y te echaremos una mano en lo que necesites.